Qué son los higos secos y cuáles son sus propiedades

Los higos secos componen un manjar en nuestra gastronomía apreciado por muchísimas culturas por ser una de las frutas más sabrosas, versátiles y, sobre todo, con mejores propiedades que existen. Los higos secos son un alimento extremadamente beneficioso para la salud que además tiene la propiedad de permitir una amplia utilización en la cocina. Podemos tomar higos secos para disfrutar de su sabor en su estado más puro y también utilizarlos en numerosos platos principales, secundarios o postres.

En este artículo queremos hablarte de los higos secos y, en especial, de cómo se secan los higos paso a paso para que puedas prepararlos en casa. Además de eso te traemos las recomendaciones más indicadas respecto a la ingesta de higos y también te hablamos de las propiedades de los higos secos para que puedas descubrir las ventajas de tomar higos todos los días.

Qué son y cómo se secan los higos secos

Como bien hemos comentado, los higos componen una fruta bastante carnosa y dulce que se obtiene de la higuera. Realmente los higos se consideran una infrutescencia o, lo que es lo mismo, un conjunto de distintos frutos. Podemos encontrar en la actualidad más de 750 especies de higos distintos, tanto comestibles como no comestibles. Los higos son una fruta bastante común tanto en Asia occidental como en Europa y, en especial, se disfrutan muchísimo en el Mediterráneo.

Una de las formas más habituales de consumir los higos es consumirlos secos, ya que de esta forma podemos convertirlos también en higo seco o en higo pasta. Los higos que no se consumen en la temporada adecuada se dejan secar al sol en secaderos, de modo que esto nos permite conservarlos durante más tiempo para utilizarlos también en la elaboración de postres o de helados.

Este método de secado de los higos nos ofrece la oportunidad de disfrutar de los higos durante todo el año. Hablamos del mismo producto simplemente comercializado de formas distintas, lo que hace que también tenga características nutricionales ligeramente distintas. Como puedes imaginarte, en el higo encontramos un 70% de agua, mientras que en los higos secos este valor ronda el 30%.

Para saber cómo secar los higos tenemos distintas opciones: secar higos al sol, secar higos al horno o secar higos con una deshidratadora de alimentos. Para el primer proceso, deberemos usar una red o una cesta, partirlos en porciones y dejarlos cubiertos por una red o maya durante tres o cuatro días. Para la segunda opción, podemos dejarlos enteros o partidos y cocinarlos a una temperatura nunca superior a los 60 ºC durante de ocho a doce horas. Para la tercera opción, será mejor seguir las instrucciones de la propia deshidratadora, pues el proceso puede durar de seis a veinticuatro horas.

Ya estás buscando comprar higos de calidad o si quieres comprar pan de higo en Paiarrop.es tienes a tu alcance un excelso catálogo de productos con higos, todos ellos elaborados con higos naturales. Y es que todos los productos del catálogo de esta marca utilizan una materia prima valenciana y sin ningún tipo de conservante ni aditivos ni colorantes. De su catálogo queremos destacar el pan de higos, una excelente forma de consumir los higos con la que beneficiarnos de aún más nutrientes de los que mencionamos a continuación.

Propiedades de los higos secos

Los higos se consideran una de las mayores fuentes de energía natural que podemos consumir, puesto que cuentan con una serie de nutrientes muy beneficiosos para nuestra salud. Ya hemos mencionado la polivalencia con la utilización de los higos en la cocina precisamente por todas estas cualidades y es que los higos tienen muchísimas propiedades beneficiosas que pasan por las vitaminas, los minerales y otro tipo de nutrientes.

Si quieres descubrir cuáles son las propiedades de los higos secos, a diferencia de los higos frescos, a continuación te dejamos aquellos aspectos que se ensalzan todavía más tras este proceso de secado:

  • Fuente de vitaminas y minerales. Tal y como ya hemos avanzado, los higos secos son una de las mejores fuentes de vitaminas y minerales esenciales que podemos tomar. Tanto potasio como hierro, magnesio, calcio, Vitamina K entre otras los higos componen una de las frutas más saludables y que mejor le sienta tanto al organismo como a la mente.
  • Antioxidantes y nutrientes para la piel. Es gracias a la cantidad de betacarotenos con su gran poder antioxidante que los higos se recomienda sobre todo para mejorar el aspecto del cutis. Estos betacarotenos funcionan como un potenciador de la vitamina A, siendo esta la más destacada que nos ayuda a mejorar el aspecto de la piel.
  • Excelente aporte de fibra. La fibra es otro de los mayores atributos de los higos secos, por lo que resulta también ideal para todas las personas que sufren de estreñimiento o de distintos problemas digestivos. El 20% de los higos lo compone la fibra, por lo que hablamos de un alimento completo en todos los aspectos.
  • Beneficia la salud ósea. La combinación tan potente de fósforo y de calcio en los higos secos ayuda a que los huesos se mantengan fuertes y saludables constantemente, sobre todo si procuramos una ingesta continua.
  • Regulan el azúcar en sangre. Es debido al índice glucémico tan moderado de los higos y a la combinación de los nutrientes y de la fibra que los higos se recomiendan también para las personas que sufren diabetes. Estos pueden ayudar a controlar los distintos niveles de azúcar en sangre, algo sin duda muy beneficioso.
  • Perfectos para adelgazar. La propiedad saciante de los higos combinada con el bajo contenido en grasas convierte a los higos también en una opción muy saludable para las personas que quieran perder peso. Podemos encontrar higos secos en muchísimas dietas de adelgazamiento, ya que funcionan muy bien como un snack para evitar comer entre horas y además nos aportan muchísima energía y vitalidad sin ningún tipo de grasa.
  • Combaten el cansancio. Ya hemos mencionado que los higos son una excelente fuente de energía, y es precisamente por ello que se recomiendan también para las personas que sufren de cansancio crónico. También resultan muy beneficiosos para los deportistas que necesiten un aporte extra después de hacer ejercicio o simplemente para todas aquellas personas que se sienten cansadas y quieren ganar un poco de vitalidad extra.
  • Perfectos para la anemia. Como último de los mayores beneficios de los higos secos, tenemos que destacar lo bien que funcionan para ayudar a que el organismo pueda transportar el oxígeno por la sangre sin dificultad alguna; por lo que son muy idóneos para las personas que necesitan ese aporte de hierro.

Cuántos higos secos se pueden comer al día

Existe la creencia popular errónea de que tomar higos todos los días es malo para la salud. Esto se debe principalmente a que aunque anteriormente hemos mencionado todos los beneficios de los higos secos, estos también tienen ciertos efectos contraproducentes si se toman en cantidades excesivas. La más común y habitual puede ser un efecto laxante, ya que como hemos mencionado, estos higos deshidratados ayudan contra el estreñimiento.

Como hablamos también de un alimento que cuenta con bastante contenido en azúcares, si tomamos un exceso de higos diarios también podemos notar alguna caries. Sin embargo, más allá de todo esto, lo cierto es que los higos son un alimento muy saludable de los cuales podemos disfrutar todos los días si los ingerimos en su medida adecuada. Lo primero que tenemos que considerar es la cantidad de higos que queremos tomar en función de los objetivos y de las necesidades calóricas individuales de cada uno.

Para poder valorar con exactitud cuántos higos secos se pueden tomar al día, tenemos que tener en consideración la dieta propia de cada uno y cuáles son nuestros objetivos de salud. Generalmente, se dice que se aconseja consumir 30 gramos de higos todos los días, tanto de higos frescos como secos, lo que es lo mismo que cinco unidades. Aun así, ya hemos dicho que lo mejor es considerar todos los aspectos que mencionamos a continuación para poder adaptar la ingesta de higos a nuestra dieta individual:

  • El tamaño de la porción variará siempre dependiendo de la marca y el fabricante, por lo que en algunos casos podremos consumir 3 y en otros casos 5 higos en función de su tamaño.
  • Las necesidades calóricas de cada individuo también se tendrán que tener en cuenta. En función de nuestros requerimientos calóricos, del deporte que hagamos, de nuestro peso y de nuestra dieta podremos consumir más o menos higos.
  • En relación con el punto anterior, ya hemos mencionado que los higos se utilizan en muchas dietas de adelgazamiento, por lo que si necesitamos perder peso o controlar el nivel de azúcar en sangre tendremos que variar esta cantidad. Para todo ello tendremos que atender a nuestros objetivos de salud específicos.
  • Las propias reacciones de cada cuerpo también deben de considerarse. En especial, si hacemos referencia a los pequeños efectos contraproducentes que hemos mencionado vale la pena que probemos a tomar de tres a cinco higos diarios y ver cómo se comporta nuestro sistema para aumentar o limitar el consumo.